La Chiquitanía boliviana (región que se encuentra entre el Chaco y la Amazonia) fue afectada por los incendios que comenzaron a principios del mes de agosto, impactando un área mayor al millón de hectáreas hasta el momento.

 

Como consecuencia, Roboré (Municipio del Departamento de Santa Cruz) y sus 33 comunidades aledañas se encuentran en situación de emergencia. Ocho de esas locaciones ya han sido atacadas por el fuego, pero ninguna se libra del humo, calor y temor que esta catástrofe ha generado.

La situación de Roboré, municipio conformado por bosques muy secos y donde llevan más de tres meses sin precipitaciones, ha agravado las circunstancias y convertido a la región en material altamente combustible.

 

Dentro de este contexto es que el Centro para la Participación y el Desarrollo Humano Sostenible (CEPAD) nos convocó para brindar apoyo a los bomberos de Roboré, ¡y allí fuimos! El equipo de Cummins Bolivia partió de Santa Cruz a las 4:30 AM con destino a la zona afectada (370 km) trasladando al personal de bomberos, víveres, ropa y donaciones hasta los focos de incendio y sus afectados.