Dentro de las oficinas de Cummins Argentina, el 94% de sus residuos son reciclados (papel, cartón, madera, plástico, metales, aceite, orgánicos de composta).

El remanente de los desechos -no reciclables- se envía a la firma ARCILLEX, quienes lo utilizan como combustible para alimentar los hornos de su proceso productivo (según la modalidad "Waste to Energy"). Esto genera un doble beneficio: por un lado, no enviar residuos al relleno sanitario; y por el otro, transformarlos en energía para disminuir el consumo de combustibles fósiles.

¡Así logramos que el 100% de nuestros residuos sean reutilizados, reciclados o valorizados!